ENSAYO: CARÁCTERÍSTICAS GENERALES E IDEAS PARTICULARES DE LOS SISTEMAS

26 09 2011

Cuando hablamos de un sistema, tenemos que referirnos a un conjunto de elementos que están relacionadas entre sí que contribuyen a lograr un objetivo, es decir, un sistema es un todo, un todo bien definido con elementos que interaccionan con armonía y continuidad para lograr una meta u objetivo en común.

Pero para poder estudiar un sistema, tenemos que conocer sus características, es decir, que partes o elementos lo conforman, y prestar atención a las relaciones que entre ellos existen. Dicho de forma simple, los elementos son los componentes de cada sistema; los cuales pueden ser vivientes o no vivientes, aunque la mayoría de los sistemas son combinaciones de ambos. Un sistema tiene elementos que entran y salen, a los que entran son llamados “entradas” y a los que dejan el sistema, son llamados “salidas o resultados”. De manera más detallada, las principales características de los sistemas incluyen, la corriente de entrada, su proceso de conversión, su corriente de salida, y sin dejar a un lado, el elemento de control, es decir la comunicación (de retro alimentación).

Para que los sistemas puedan funcionar, deben adquirir ciertos recursos del medio, por ejemplo los seres humanos para sobrevivir y funcionar correctamente, adquirimos constantemente un número de elementos de nuestro medio (cuando respiramos, el aire nos da el oxígeno necesario para que funcione nuestro organismo; los alimentos, que son indispensables para mantenernos sanos; el abrigo, para protegernos, etc.). Por lo tanto, los sistemas a través de su corriente de entrada, reciben la energía necesaria para poder funcionar y mantenerse adecuadamente. Hay que recordar que, la energía que el sistema adquiere del medio tiende a comportarse de acuerdo con la ley de conservación: “La cantidad de energía (ya sea representada por materia prima, recursos financieros, recursos humanos) que permanece en el sistema es igual a la suma de energía adquirida menos la suma de la energía exportada”.

Teniendo ya una idea acerca de la energía que el sistema adquiere del medio, ahora surge la pregunta ¿hacia dónde va esa energía?; retomando la definición de un sistema, recordamos que éste tiene un objetivo, ya que todo sistema realiza alguna función. Es así que la energía de adquieren los sistemas sirve para hacer actuar a sus elementos particulares con el fin de lograr los objetivos para los cuales fueron diseñados. Se sabe, que los sistemas transforman esta energía en otro tipo de energía, la cual representa la “producción” característica del sistema particular. Por ejemplo, en una empresa podemos decir que los procesos para convertir la energía se llevan a cabo en los departamentos encargados directamente de la elaboración del producto o servicio, que caracteriza a ese sistema. Así que cuando un sistema es dividido en subsistemas, estos subsistemas poseen las mismas características de un sistema, y por ende, cada subsistema tiene un proceso de conversión; esto es debido a que mientras las unidades de conversión del producto característico transforman la energía adquirida en el producto final, los otros subsistemas la transforman en otro tipo de energía, que se convierte en una corriente de entrada, para la transformación principal, es decir, procesos intermediarios. Otro elemento es la corriente de salida, la cual es la “exportación” que el sistema hace al medio, es decir, son los resultados del proceso de conversión del sistema. Por último, tenemos al elemento que sirve de control, el cual es la comunicación de retroalimentación, que es la información que indica cómo está actuando el sistema para el logro de su objetivo, y también indica que está siendo introducido nuevamente al sistema con el fin de que se consigan las correcciones necesarias para lograr el objetivo (la retroalimentación).

En cuanto a las ideas particulares que se tienen sobre los sistemas, hay distintas aplicaciones para su estudio, por ejemplo la cibernética, que trata de explicar los mecanismos de comunicación y control en las máquinas y los seres vivos que ayudan a comprender los comportamientos de estos sistemas, que se caracterizan por la búsqueda de algún objetivo, con la capacidad de auto-organización y auto-control; otra es la teoría de juegos, que trata de analizar, mediante un marco de referencias matemáticas, la competencia que se produce entre dos o más sistemas racionales, los que buscan maximizar o minimizar sus pérdidas (es decir, buscan alcanzar la estrategia óptima); otro ejemplo puede ser la investigación de operaciones, que es el control científico de los sistemas existentes de hombres, máquinas, materiales, dinero, etc., y su enfoque distintivo es el desarrollo de un modelo científico del sistema incorporando diversos factores, con los cuales puede predecir y comparar resultados de las diferentes decisiones, estrategias o controles alternativos.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: